Secretario de Agricultura exhorta a los comercios a continuar haciendo negocios con los pescadores de langostas

97215225 A6db 45ca 8c64 B79a5dfa3308

El secretario del Departamento de Agricultura, Ramón González Beiró, aclaró ayer domingo, que la pesca de langosta en Puerto Rico no tiene “ninguna restricción” por lo que instó a los pescadores a continuar la pesca comercial o recreativa dentro de las aguas locales.

Explicó que el viernes la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, siglas en inglés) prohibió la pesca de langostas en aguas federales frente a Puerto Rico, que comienza a partir de las nueve millas náuticas de la Isla, restricción que no afecta la práctica o el consumo en la Isla.

“Nuestros pescadores tienen luz verde para continuar pescando en aguas territoriales de Puerto Rico, como de costumbre. Vivimos rodeados de agua salada y ese privilegio nos posiciona para sostener y continuar fortaleciendo a la industria pesquera.

Los mariscos y específicamente la langosta, es una de las especies marinas preferidas por los consumidores.”, sostuvo González Beiró.
Asimismo, precisó, que en la Isla no debe verse afectada la producción local de las langostas.

“Por el momento no vislumbramos una escasez y por el contrario nuestro llamado a todos los consumidores es a patrocinar los mariscos frescos que se consiguen en las Villas Pesqueras alrededor de la Isla”, detalló el funcionario.

Añadió que “tenemos que apoyar a nuestros pescadores, que a diario zarpan a alta mar para darnos alimentos cien por ciento frescos y sanos, contribuyendo a la seguridad alimentaria de todos los puertorriqueños”.
Actualmente, los municipios con villas pesqueras abiertas al público son Mayagüez, Cataño, Ponce, Guayama, Arroyo, Patillas, Maunabo, Naguabo, Fajardo, Arecibo, Isabela, Loíza, Aguadilla, Humacao, Yabucoa, Rincón, Vega Baja, Vieques, Culebra, Lajas, Guánica, Salinas, Añasco, Aguada y Cabo Rojo.
El secretario de Agricultura exhortó a los pescadores a cumplir con las disposiciones reglamentarias para proteger la reproducción y mantener los abastos de langostas.

De acuerdo con el Reglamento de Pesca de Puerto Rico del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), vigente, la medida de la cabeza de la langosta debe ser de 3.5 pulgadas.

Via: Noticel