Gobernador somete propuesta para atender su retiro digno de los policías

Asimismo, dijo que ya identificó los fondos para poder proveer el Plan Vital para el personal retirado y miembros actuales de esta agencia.
1506757 10152007315673108 1148260295 N
Foto: Suministrada

El gobernador Pedro R. Pierluisi insistió hoy en su compromiso inquebrantable con los miembros de la Policía de Puerto Rico y sostuvo que sometió ante la Junta de Supervisión y Administración Financiera (JSAF) una propuesta puntual para atender algunas de las peticiones de los policías en cuanto a su retiro.

 

Además recordó que el gobierno ya identificó los fondos para poder proveer el Plan Vital a los policías que no cuenten con un seguro médico y estén retirados. En particular, se beneficiarían a los que sufrieron una reducción en su pensión al retirarse luego de la reforma del Sistema de Pensiones del Gobierno en el 2013.

 

Se explicó que estos son servidores públicos que están cobijados bajo la Ley 447 y la Ley 1 de pensión definida, las cuales fueron congeladas en ese año. Esta iniciativa, se estima que tendrá un impacto fiscal de cerca de $17 millones anuales y tiene el potencial de ayudar a sobre 1,200 policías retirados y más de 5,000 que se retirarían en los próximos años para quienes, aunque no cualifiquen para el Plan Vital, el gobierno de Puerto Rico va a pagar el costo de sus primas anualmente, comenzando en enero del 2022.

 

Por otro lado, el gobernador Pierluisi sostuvo que también se sometió a la Junta la propuesta para mejorar el retiro a los policías cobijados bajo la Ley 447 y la Ley 1. Con esta medida, que impactaría unos 6,200 oficiales, el gobierno busca que obtengan el equivalente al 50 por ciento de su salario al retirarse. Para esto, el gobierno adquiriría contratos de anualidades para que cuando los policías lleguen a la edad de retiro reciban un pago complementario que aumente su compensación.

 

“Voy a continuar buscando otras alternativas que puedan proveer mayores beneficios a la fuerza policiaca. Reconozco el trabajo arduo y el gran valor de la Policía de Puerto Rico. Sé que en el 2013 se tomaron decisiones que afectaron seriamente sus pensiones y la compensación por la labor y el sacrificio de años de servicio, por lo que no voy a descansar en la búsqueda de soluciones a esta situación para poder atender los reclamos que hacen. Estoy comprometido con que no haya policías sin plan médico, luego de que le dieron el servicio a nuestro pueblo. Igualmente, fomentaré que puedan tener acceso al Seguro Social aquellos que tienen aún varios años adicionales de trabajo, para asegurar que todos tengan un retiro digno”, sostuvo el gobernador.

 

Categories: Noticias