5 recomendaciones para preparar a los niños para un semestre escolar virtual

Clave el establecer áreas de estudio y rutinas diarias
Captura De Pantalla 2020 08 13 A La(s) 2.46.12 P. m.

Desde el semestre pasado tanto niños como adultos han tenido que adaptar los espacios de los hogares para incorporar en ellos el trabajo de la oficina o de las escuelas. Entonces con los casos de COVID-19 en aumento, se avecina un nuevo año escolar regresando a una experiencia de aprendizaje virtual. Para eso las familias han pasado el verano considerando cómo hacer que este semestre tenga un mejor comienzo que el anterior. Buscando prácticas que podrían hacer para que el aprendizaje virtual completo o parcial sea más fácil para todos. Por eso te presentamos cinco pasos que los expertos recomiendan para tener un año escolar exitoso.  

Establecer un área de estudio 

Seleccionar un área del hogar que propicie el aprendizaje enfocado y efectivo. Dado que muchos padres trabajan de forma remota y los estudiantes aprenden en línea, el ‘hogar’ se transforma de un espacio habitable a una oficina y un aula simultáneamente. Por eso es importante crear puestos de trabajo separados, silenciosos y siempre que sea posible alejarlo de distracciones, estrés y conflictos. Asimismo, se sugiere utilizar una habitación adicional o dormitorio de invitados. Dividir un área académica para el estudio y la tutoría, que puede ser un escritorio estándar o una mesa de cocina. Mientras se prepara un rincón cómodo para la lectura, manualidades y otros proyectos escolares que podría realizarse en una mesa plegable. También se recomienda que cada niño tenga un estante donde guarde todos los libros escolares y artículos esenciales, con almacenamiento abierto para cosas a las que se debe acceder fácilmente y almacenamiento cerrado para otras cosas, como materiales de arte. 

Crear horarios y rutinas diarias 

Programe todas las reuniones de clase y citas individuales en su calendario de Google. También organice un tiempo para el almuerzo, los descansos, hacer ejercicio, salir al aire libre, etc. Crear una rutina estructurada y consistente ayudará a que su niño se sienta mejor y sea productivo. Además, las tareas con horarios fijos, respaldan una mente positiva y ayudan a reducir la ansiedad y el estrés.   

Afrontar los problemas tecnológicos 

Si varias personas necesitan estar en dispositivos electrónicos y mantener una conexión a Internet al mismo tiempo, es posible que deba mejorar su velocidad. También verifique y enseñe a su hijo a controlar video y audio en su computadora. Así como es importante trabajar con las plataformas a utilizar como Zoom, Google Calendar, entre otras, antes de comenzar el semestre. 

Encontrar nuevas actividades físicas 

Aumentar la actividad y aptitud física pueden mejorar el rendimiento académico; rutinas simples como una caminata diaria o hacer yoga en familia. Esto va de la mano con el establecimiento de límites de tiempo en pantalla. Con las clases en línea y la falta de oportunidades sociales los niños pasan un tiempo excesivo en los dispositivos. 

Promover la práctica de lectura y matemáticas 

La lectura diaria ayuda a desarrollar habilidades de pensamiento crítico. Al mismo tiempo, hará bien el involucrar a los estudiantes en la práctica de habilidades y hechos matemáticos. Algunos estudiantes mayores podrían tomar clases gratuitas en línea a través de Coursera o UDEMY. 

Categories: Noticias
Comments