Catedrático del RUM recibe subvención de $150 mil para estudiar impacto de los parques eólicos

La urgencia de la transición a fuentes de energía renovables y sostenibles ha recibido últimamente un gran énfasis debido a las crecientes preocupaciones ambientales y las limitaciones en la disponibilidad de combustibles fósiles convencionales.
C9b19cb1 2117 4b78 9c57 B4810295162f

El doctor Umberto Ciri, catedrático asociado del Departamento de Ingeniería Mecánica (INME) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), recibió una subvención de $150 mil del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE), con el fin de estudiar los efectos de los parques eólicos marinos a gran escala, asociados con las condiciones climáticas de Puerto Rico. 

“La idea es investigar el efecto de las turbinas eólicas marinas en el clima. Sabemos que la electricidad producida por turbinas eólicas puede ayudar a eliminar los combustibles fósiles y mitigar el cambio climático. Pero las turbinas eólicas extraen energía del viento, por lo que a su vez pueden tener un efecto a largo plazo en la circulación atmosférica, especialmente con los despliegues masivos de turbinas eólicas que ahora se están considerando en varias partes del mundo. Queremos investigar estos efectos a largo plazo en el océano y la atmósfera. Buscamos evaluar si son importantes o no; si cambian los patrones meteorológicos y climáticos; y si los podemos controlar”, indicó. 

Según explicó, la urgencia de la transición a fuentes de energía renovables y sostenibles ha recibido últimamente un gran énfasis debido a las crecientes preocupaciones ambientales y las limitaciones en la disponibilidad de combustibles fósiles convencionales. 

Agregó que las agencias gubernamentales de todo el mundo están estableciendo objetivos de renovación energética cada vez más ambiciosos, por lo que se espera que la energía eólica desempeñe un papel clave en el cambio hacia las energías renovables. 

“Esto implicará, muy probablemente, la instalación a gran escala de parques eólicos. Vamos a estudiar el impacto climático, específicamente para la región de Puerto Rico. Este es un momento crítico para la situación energética en la isla. Este proyecto busca proporcionar a los responsables de tomar decisiones sobre política pública y a la comunidad en general, datos específicos para tomar decisiones basadas en la ciencia”, enfatizó. 

Destacó que el trabajo propuesto consiste en desarrollar un marco numérico novedoso basado en un modelo acoplado de circulación regional océano-atmósfera que incluye explícitamente los efectos de las turbinas y parques eólicos en las simulaciones de predicción numérica del tiempo. 

Categories: Noticias